La Diferencia

12- Doce de Enero 2015 - Mery Alin- 30YG Año112 30YG Año1
Le dije con los brazos extendidos. Hoy va a ser *A great day”! ¡Un día excelente! ¡Buenísimo! Repetí la idea varias veces. Cada vez con más fuerza. El, nuestro bebe, me miró sonriendo y luego riendo cada vez más. Quiero creer que mi entusiasmo lo contagió y fue un reflejó de la buena onda que tenía yo. je je.

Ahora al terminar la jornada puedo decir. ¡Pues que si! ¡fue un gran día! :)

Y no porque haya terminado toda la lista de quehaceres que tenía propuesto, porque no fue así. Y no porque la vida de mami haya sido menos desafiante, porque tampoco. Ni porque a nuestra casa o a mi persona le hayan quedado cosas sin ordenar. Siguen presentes los retos, el trabajo que terminar, los planes que concretar, los problemas que resolver, los miedos que superar, las manías que quitar, los hábitos que adquirir, las cosas por aprender…
¿Entonces como fue un buen día? Pues, porque la actitud hacía el día, hizo que cada momento se viviese diferente. Una actitud positiva, resultado de pasar tiempo meditando con El Creador, hizo la diferencia. :) No me quedo con la lista anterior. Sino en lo positivo que cruzo en mi mente de cada situación vivida en este día.

¿Cual es tu manera de cultivar una actitud positiva?

 


 

* Le estoy hablando todo lo que puedo a nuestro hijo en inglés, por eso está escrito en ese idioma :)